William Méndez

Por:

William Méndez

Cómo un diseño web de calidad puede aumentar sus ventas

Diseño web en varios dispositivos

Si estás intentando vender y mantienes una presencia en internet con un diseño web de mala calidad, probablemente no estés muy feliz con los resultados que estás consiguiendo.

Si preguntas a tus clientes por qué tienen malas experiencias en tu web, responderán que no encuentran lo que están buscando.

Entonces, ¿qué se puede hacer al respecto?, ¿por qué las personas no ven el producto que quieren comprar en mi web? Bueno, la respuesta puede ser muy sencilla: los internautas son impacientes.

Importancia del buen diseño y usabilidad del sitio

La mayoría de los internautas tienen periodos de retención de información muy cortos durante la lectura en internet. La información suministrada en una página web, ya sea para un producto o servicio, debe captar la atención del cliente, ser fácil de leer y estar bien organizada dentro de un diseño atractivo.

Cualquier problema de diseño será un obstáculo para los visitantes del sitio y restará valor a la hora de retener el tráfico en la web.

Los sitios web bien diseñados y desarrollados teniendo en cuenta la experiencia de usuario, son capaces de mantener a tus visitantes navegando en tu plataforma y, más importante, construir relaciones a largo plazo con los posibles clientes. Aunque no realicen una compra de inmediato, su plataforma puede convertirse en un referente de dónde adquirir los productos que comercializas.

Los sitios web con baja calidad en el diseño son el equivalente a una tienda física con mal ambiente, con falta de aseo y pésima atención por parte del personal. Ese tipo de tienda que hace que los clientes corran al competidor más cercano a suplir sus necesidades.

Para lograr un buen diseño web, se parte de algunos principios y pautas que nos pueden ayudar a conseguir un retorno de inversión alto al desarrollar un proyecto.

Diseño web con objetivos concretos

¿Qué quieres que hagan los visitantes en tu web? Esta es la primera pregunta que te hará un diseñador web antes de iniciar tu proyecto.

Los sitios web verdaderamente útiles dejan claro de qué se tratan y canalizan a los visitantes a realizar acciones concretas, ya sea comprar un producto, llenar un formulario o leer un artículo.

Un diseño web mal elaborado, sin considerar objetivos concretos, a menudo genera en los visitantes sentimientos de fatiga y frustración al tener demasiadas opciones a su disposición.

Escribe para el lector en internet

Internet y la era digital han cambiado profundamente la forma en que leemos (y tampoco es que las últimas generaciones se caractericen por el hábito de la lectura). Dada la gran cantidad de información en internet y la constante movilización del mundo actual, nadie tiene tiempo para absorber grandes cantidades de información. La velocidad de procesamiento de información ha reemplazado la minuciosidad.

El internauta promedio, en lugar de leer, escanea. Diversos estudios de seguimiento ocular revelan que los internautas generan un patrón en forma de “F” durante la lectura en la web. Esto porque en su mayoría escanean títulos, subtítulos y palabras iniciales de los párrafos en una web, como una forma de compensar la abrumadora cantidad de información disponible en línea.

El diseño web inteligente, basado en experiencia de usuario, se adaptará a estos comportamientos al colocar la información relevante a lo largo del margen izquierdo en los titulares y párrafos. Es aquí donde el usuario espera encontrarla.

Además, los sitios web informativos deben evitar bloques largos de texto. La información debe estar fragmentada con espacios en blanco, permitiendo al usuario más “descansos” mientras buscan furiosamente la información.

Invierta en imágenes atractivas

En promedio, los usuarios toman la decisión de permanecer o abandonar su sitio web en menos de un segundo. Esto, en gran medida, está determinado por las imágenes de su web.

Las personas somos criaturas visuales y gran parte de nuestra capacidad cognitiva está dedicada al procesamiento de la información visual.

Tomando en cuenta esto, no es de extrañar que prefiramos un diseño web atractivo y basado en imágenes, a un diseño con poca estética.

Por lo tanto, es importante invertir en elementos visuales, como fotografías o videos de calidad, que aporten gran cantidad de información a los usuarios, ahorrando palabras en forma de texto que, probablemente, ni les presten atención.

Evalúe la velocidad de su web

Usuario frustrado con página que carga lento

No es que las personas tengan poca paciencia para leer la información. Es que no tienen paciencia en general.

Para bien o para mal, internet ha cultivado un comportamiento sobre los internautas en el que estos esperan satisfacción instantánea.

En lo que a diseño web respecta, significa que entre el 30 % y 40 % de su tráfico se dará por vencido si su sitio tarda más de 3 segundos en cargarse.

La velocidad de carga de página es un factor importante que toman en cuenta los motores de búsqueda para clasificar su sitio en los resultados. Optimizar este factor puede hacer la diferencia entre aparecer en la primera página de resultados de Google o en la página 50.

Existen herramientas gratuitas que nos ayudan a auditar la velocidad de carga de una página web. Una muy sencilla de usar es PageSpeed Insights de Google. Con el uso de esta herramienta podrá evaluar si su diseño web cumple con este criterio de calidad.

➡️Descubre cómo mejorar el posicionamiento local de su sitio.

Diseño web para dispositivos móviles

Cualquier sitio web se puede visitar desde un celular. Pero no todos tienen un diseño que se adapte a las pantallas de estos y otros dispositivos ni está optimizada su carga.

Sin duda lo ha experimentado: ingresas en una web y, después de 5 minutos de carga, la información se ve diminuta al punto en que tienes que hacer zoom para que sea legible y poder interactuar con los elementos.

Los reportes de Google indican que hasta un 60 % del tráfico en internet proviene desde dispositivos móviles. Esto significa que unas 6 de cada 10 personas que ingresan a su sitio web, probablemente lo estén viendo desde un celular o tableta.

Entonces pregúntate: ¿están teniendo una buena experiencia estos visitantes?

El diseño web responsive (que se adapta al dispositivo desde el que se visualiza) se enfoca en aprovechar el desplazamiento a través del contenido apilado y hacerlo fácil de entender y usar desde pantallas pequeñas, como las de los móviles.

Es importante destacar que la velocidad de procesamiento de datos de estos dispositivos es menor a la de un ordenador, por lo que el diseño debe optimizarse para que la carga y renderizado de páginas sea lo más veloz posible.

El diseño web inteligente puede ser un factor decisivo para conseguir clientes, generar ventas o alcanzar más lectores. Evalúe la calidad del desarrollo de su sitio y empiece hoy a optimizarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.