William Méndez

Por:

William Méndez

¿Por qué no usamos Elementor en nuestros proyectos?

Logo de Elementor

Como muchos de nuestros lectores sabrán, en Elementary somos template haters.

Nos gusta elaborar proyectos personalizados y, con esto, garantizar entregables con los estándares que ya nos caracterizan.

Entendemos que el uso de plantillas prediseñadas ahorran mucho tiempo en la implementación de un proyecto, pero digamos que no es el modelo de trabajo en el que estamos enfocados.

El uso de plantillas y plugins, como Elementor, es muy útil para aquellos implementadores de herramientas como WordPress, quienes no siempre dominan lenguajes de programación y maquetado. Las plantillas y los plugins permiten añadir fácilmente funcionalidades sin necesidad de escribir prácticamente nada de código.

En Elementary muchas veces hacemos uso de ciertos plugins, aunque no con el objetivo de añadir funcionalidades. Estos plugins puntuales nos ayudan a facilitar el trabajo de administración a nuestros clientes cuando entregamos un proyecto.

Por ejemplo, uno de los que más utilizamos es Yoast SEO. Este plugin facilita mucho a los propietarios de los sitios web que elaboramos la implementación de técnicas SEO en los contenidos que suben al sitio, por lo que es muy común utilizarlo en nuestros proyectos. Nosotros podremos saber mucho de SEO, pero el cliente, aunque siempre lo capacitamos, no es un experto, por lo que el plugin representa una gran ayuda.

TinyPNG es otra herramienta que utilizamos para ayudar a aquellos usuarios que no se desenvuelven mucho con lo que es edición de imágenes.

Y por otro lado está Elementor, un plugin que nunca hemos utilizado y que probablemente nunca lleguemos a utilizar, a pesar de que nos recuerdan su existencia todos los días.

¿Qué es Elementor?

Muchos clientes y seguidores nos han indicado que Elementor puede ser de mucha utilidad para la administración de una plataforma.

Y de hecho es útil, pero tenemos algunas razones por las que no lo integramos.

Elementor es una herramienta muy ampliamente utilizada en instalaciones de WordPress. Su uso es extendido porque permite convertir el sistema de gestión de contenidos en un editor de arrastrar y soltar.

Editor de arrastrar y soltar

Para los menos entendidos, esto es como editar una página web al más puro estilo de Microsoft PowerPoint.

Facilita mucho, desde luego, el trabajo de añadido de contenidos y modificación de la apariencia de una página, de una manera fácil y con nada de código.

Crear un tema para que sea editable con Elementor es relativamente sencillo. Al hacerlo, el tema puede estar parcialmente adaptado para ser editado o puede ser adaptado en su totalidad. Así, cualquier sección de la web se puede editar como si de una presentación de PowerPoint se tratase.

Y una vez adaptado, la edición se hace sobre el mismo diseño visual, de manera que los cambios se van plasmando en tiempo real.

Debido a estas versatilidades, muchos nos han solicitado adaptar los temas a Elementor, o nos sugieren utilizarlo (como un tesoro que no hemos descubierto), a lo que respondemos con un rotundo no.

¿Qué no nos gusta de Elementor?

La web completa dependerá de Elementor

El principal problema que encontramos con el uso de este plugin es que monopoliza la administración del tema.

Es decir, un tema está creado para Elementor o no. Punto.

Si se utiliza el plugin, la web completa dependerá de este y no se podrá complementar con demasiadas opciones. Si por alguna razón el plugin necesita ser desinstalado, la web completa se vendrá abajo y quedará inutilizable.

Afecta al rendimiento

Elementor es un plugin bastante robusto con un sinfín de funcionalidades integradas.

Por sí solo no representa una carga muy significativa para una web, mucho menos con las tecnologías modernas de almacenamiento y procesamiento.

Pero sí genera carga en una web la integración de todas las características que nos ofrece el plugin, como las plantillas, animaciones, bloques avanzados y widgets. Y es que sin estas características, no tendría mucho sentido usar Elementor, pero cada bloque que añadimos afecta al rendimiento de la web.

Generación de código basura

Este punto está muy relacionado con el anterior. Muchas veces comparo el utilizar Elementor a utilizar una plataforma como Wix.

Quizá un poco exagerado, pero en principio, sucede lo mismo: el sistema drag and drop genera una buena cantidad de código innecesario y poco optimizado.

El código basura consiste en fragmentos de código que no cumplen ninguna funcionalidad o no se encuentran optimizados. Esto como consecuencia de reiteradas modificaciones que se hicieron sobre la apariencia de una página.

Cada modificación que se realiza, inyecta código en el sitio. Como no tenemos el control sobre ese código directamente, en muchas ocasiones se inyecta más del necesario para lograr una apariencia determinada o una funcionalidad concreta. En el caso de desarrollos personalizados, se escriben las líneas de código necesarias con los caracteres necesarios para lograr una determinada funcionalidad.

El código fuente consume recursos en la infraestructura de una web, por lo tanto es recomendable mantenerlo optimizado al máximo, apoyándose en buenas prácticas y optimizando el peso de los archivos, como los ficheros HTML, CSS y JavaScript.

Posicionamiento SEO

Finalmente, el que consideramos el punto más importante, muy relacionado con los anteriores: el impacto sobre el posicionamiento SEO del sitio web.

Google es bastante estricto con las buenas prácticas de desarrollo. Uno de los parámetros más importantes que toma en cuenta Google a la hora de indexar páginas es la velocidad de carga.

Cuanto más rápido cargue una página, más puntos sumará para el ranking en los resultados de búsqueda.

El problema aquí viene cuando se presentan malas optimizaciones de código y afectaciones al rendimiento por parte de las funcionalidades integradas de Elementor.

Es necesario no excederse con las características integradas en la web con el fin de no causar impactos muy significativos sobre la velocidad de carga del sitio y, en consecuencia, sobre el posicionamiento SEO.

¿Y qué nos gusta…?

Vamos, que no todo es buscarle la quinta pata al gato. Elementor tendrá sus desventajas, pero también encontramos maneras de sacarle partido.

Por nuestra parte, no lo utilizamos por la forma de desarrollar proyectos, pero puede ser muy útil en otras empresas o si quieres lanzarte a diseñar tu propia web.

La principal ventaja que encontramos es lo rápido y fácil que es crear una web con la herramienta. En los bancos de plantillas, incluso, se pueden encontrar temas completos que ya están adaptados a Elementor, por lo que será solo cuestión de instalar y personalizar a gusto.

Por otro lado, facilita mucho la gestión de los contenidos de un sitio web. Añadir un artículo, por ejemplo, resulta mucho más sencillo, ya que se puede hacer desde el front-end.

El trabajo de añadir contenidos, como los productos de una tienda virtual, se verá drásticamente reducido por la forma de administración que ofrece esta herramienta.

¿Has usado Elementor en algún proyecto? ¿Qué opinas de la herramienta?

Déjanos tu opinión en los comentarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *